El primer submarino 100 % español no es capaz de sumergirse

El S-80 Isaac Perales, primer submarino desarrollado por completo con tecnología española, ha supuesto la enésima decepción para la independencia estratégica de la defensa patria cuando, tras la puesta a flote del mismo, se descubrió que no era capaz de navegar en inmersión.

El jefe del equipo de ingenieros del astillero español explica lo ocurrido: “El esfuerzo en la fase de diseño y de producción se puso en que no se nos hundiera hasta el fondo según lo echábamos al mar. Tú piensa que estás tirando hierro al agua, ¿tú sabes cuánto pesa eso? Es una movida. Al final, nos hemos pasado metiéndole flotabilidad”.

Sin embargo, la empresa pública de astilleros Navantia ya piensa en posibles aplicaciones para el S-80. “El submarino no se sumerge, sí, pero por lo demás es perfectamente funcional. Como boya es algo cara,  pero como barco no está mal siempre que no seas claustrofóbico”. Tampoco descartan hacerlo descapotable y darle un uso más deportivo.

La mayor decepción se la llevó el comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Felipe VI, que fue grabado estallando una botella contra el casco del “submarino” en un gesto de rabia e  impotencia. “No somos capaces de hacer nada a derechas en este puto país”, se le escuchaba rezongar. Otras fuentes apuntan a que el berrinche se debe a que se había pedido primer en llevarlo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad