Cristiano Ronaldo juega un partido benéfico con los niños de Ceuta y les endosa un 47-4

Cuarenta y siete veces tuvo que quitarse la camiseta el bicho.  Cuarenta y siete veces se escuchó “¡¡Siiiuuuh!!” en la nave del polígono industrial de Tarajal.

El pasado jueves más de dos mil menores, engañados por las autoridades marroquíes, cruzaron la frontera hacia Ceuta con la promesa de ver al astro portugués. Fueron días de vagar sin rumbo por calles desconocidas, alejados de sus familias, sin saber dónde dormir o qué llevarse a la boca. La noticia llegó a oídos del genio del fútbol mundial, y no iba a permitir que pronunciaran su nombre en vano.

Con la Serie A finalizada y sin ningún gimnasio que inaugurar, CR7 se personó en la frontera ceutí para hacer realidad el sueño de los chavales: jugar una pachanga con su ídolo. Ten cuidado con lo que sueñas porque puede hacerse realidad, pensarán ahora muchos de esos jóvenes incautos. No tardó en salir a la luz ese gen competitivo que ha convertido al de Madeira en el máximo goleador de la historia, y que no encontró oposición en unos niños que no estuvieron muy finos, bien por la deshidratación, el cansancio de dormir al raso o la ceguera provocada por el brillo del astro portugués.

Fue tal su superioridad que podemos decir que Cristiano se enfrentó, como tantas otras veces, contra sí mismo. Y volvió a ganar. “¡Fódase, fódase!”, gritaba cuando se marchaba al descanso con un contundente 31-0. A penas encontró resistencia en unos jóvenes que gastaron sus mejores sprints hacia su propia portería para no ser el último en tocar. “A trallón no vale” suplicó el que se la pochaba.

Con el pitido final, Ronaldo se llevó 15 balones a casa, con el sabor amargo de haberse quedado a un solo tanto del decimosexto hat-trick y la sombra de esos cuatro goles encajados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad