Científicos descubren que los anales de la ciencia son más profundos de lo que se creía

«Y TAMBIÉN MÁS APESTOSOS», ASEGURAN

El estudio, a cargo del departamento de Filosofía, Lógica y Estética de la Universidad de Salamanca, se propuso conocer mejor los anales de la ciencia y se llevaron una sorpresa.

«Le pedimos a la ciencia que se bajara los pantalones, y nada más ver sus anales, nos quedamos sorprendidos», informa a El 20 Segundos, el doctor Ramón Torrent, director y coordinador del proyecto. Su compañero, el profesor Serafín Márquez, quiso meter el puño, pero el doctor Torrent le dijo que se estuviera quieto.

Los investigadores utilizaron un endoscopio 3 en 1 USB/Micro USB/Type-C Industriales HD Boroscopio Cámara de Inspección 6 LED con Impermeable IP67 adquirido en Amazon (puede adquirirse en este enlace). La compra se realizó a pesar de que el producto tenía comentarios negativos, como que la cámara es de poca calidad, la luz no es suficientemente fuerte o es incompatible con algunos modelos de móvil. «Es que el precio era muy bueno», explica el doctor Torrent, justificando no haberlo comprado en una ferretería cercana. «Es que costaba solo 8’29 euros y nos lo traían al día siguiente».

Tras la recepción del artículo y la descarga del software, los investigadores conectaron el cable a su ordenador y procedieron a introducir los diez metros de cable. «Nos pareció increíble cuando lo metimos todo y estaba claro que cabía mucho más». En este punto, el profesor Márquez propuso meter la cabeza, pero el doctor Torrent se lo volvió a impedir. «Ya por entonces», comentan, «era evidente que, además de muy profundos, de los anales de la ciencia salía mucha peste».

La compra de un cable más largo les sirvió para seguir con la investigación que, sin embargo, todavía no es concluyente. «Tenemos que seguir metiendo más cable. Hemos pedido un modelo mejor y esperamos que eso nos permita llegar al tope y saber, con pruebas feacientes, la profundidad real de lo que nos traemos entre manos», nos hace saber Cristina Vargas, ayudante en el proyecto, mientras el doctor Torrent evita que Márquez introduzca el pene en los anales.

Síguenos en Twitter para mantenerte informado de cualquier avance en esta investigación y conocer antes que nadie nuestras noticias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad