Un jubilado consigue desatascar el Canal de Suez dando indicaciones de: «¡Más, más! ¡Dale, dale! ¡Gira!»

Fotaca del Canal de Suez un día soleado

Desde un lado del Canal de Suez, Ramón Carrasco, jubilado murciano de 72 años, ha conseguido desencallar el portacontenedores de la compañía Evergreen Marine Corporation en unos pocos minutos.

El operador del barco siguió las indicaciones precisas de Ramón, maniobrando los 400 metros de eslora y 60 metros de manga del megabuque de más de 200 000 toneladas.

«Pos yo me puse en un lao y le fui diciendo: ¡Dale, dale pa’lante! ¡Más, más! ¡Para! ¡Tira!, y así lo ha podio sacar», nos hizo saber Ramón, después de lo cual se ajustó los fondillos de su pantalón de pana y escupió un gargajo muy consistente a la arena del desierto egipcio.

Sus años de experiencia, tras jubilarse de la fábrica de mortero de su ciudad, han sido fundamentales para desatascar una de las vías comerciales más importantes del mundo.

Ramón es ya un profesional de dar indicaciones. Desde la acera de su calle en el barrio de El Ranero, suele ayudar a aparcar con gestos y gritos, incluso cuando el hueco parece que no da o está justito. Este periódico ha sabido que son muchos los vecinos que esperan una larga cola todas las mañanas para que Ramón les diga dónde aparcar y cómo, porque su capacidad es extraordinaria y donde parece que caben cuatro, él mete seis coches.

«Si me llaman, aquí estoy», ha manifestado Ramón. Tras lo que se ha apoyado en una barandilla y ha visto pasar la fila de 60 barcos mercantes que esperaban su turno tras el accidente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad