Tesla prueba un modelo de conducción autónoma que insulta por ti

La conducción autónoma es ya un hecho. En teoría está prohibido que el conductor la ponga en marcha y se eche a dormir pero en la práctica todo usuario de Tesla se gasta el dinero para eso, aunque diga que lo que le preocupa es el medio ambiente.

Pero muchos de sus usuarios son reacios a dormirse ante el riesgo de que otros conductores sin conducción autónoma manejen de forma lenta o dubitativa y se vayan de rositas. Pensado para ellos, Tesla está desarrollando el software TaxiDriver.164 que usa el claxon, da las luces o incluso baja la ventana y emite gritos para amedrentar a esos conductores que molestan por una cosa u otra.

Los que lo han probado aseguran que tiene un nivel de realismo en los insultos que parece diseñado por alguien nacido en la rotonda de Neptuno de Granada, sin saber que viene de un despacho de ingenieros en California.

También hay desarrollos en otros sectores que serán igual de rompedores: taxis autónomos que te cobran más caro si ven que no eres de la ciudad, sistemas de aparcado que choca con los coches de delante y atrás aunque tenga espacio de sobra, y sobre todo conducción con lluvia que garantice salpicar a los viandantes que osen acercarse a un charco, algo que creen que será muy demandado.

Sin duda, Tesla conoce muy bien a sus usuarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad