La vida en Granada en 2021 a causa de los terremotos

La vida en la ciudad andaluza ha cambiado radicalmente en los últimos meses y en este artículo nos hacemos eco de varios sectores afectados. 

En primer lugar los fotógrafos, están perdiendo en números ya que todas las fotos salen desenfocadas. La clientela cada vez disminuye más y es que este sector no remonta desde que comenzó el enjambre sísmico. “Nadie quiere contratarnos, no se ven bien, siempre salen movidas”, comenta el representante sindical de los fotógrafos granadinos. Pero esto no acaba aquí incluso los fotógrafos freelance que se nutren de subir sus fotos a redes sociales se ven afectados por esta situación. “Siempre parece que la Alhambra está saltando, ya no recuerdo cuándo fue la última vez que la vi nítida”, nos comenta un famoso fotógrafo de la ciudad. «No hay en el mercado un estabilizador de imagen que pueda con esto», ha concluido entre lágrimas.

Otro sector que acumula las pérdidas son los del gremio del tatuaje, hartos, denuncian esta situación. “No hago un dibujo a derechas, tatúo puntos, puntos y más puntos”, cuenta a este periódico una tatuadora de la ciudad. “Tengo miedo de coger una aguja y ponerme a tatuar, nunca sabes cuándo va a venir otra ráfaga de puntos”, nos sigue contando. Ha declarado que ha llegado a desarrollar tripofobia, ese miedo irracional a los agujeros.

Por su parte, la última oficina de telegrafistas de la ciudad ha acabado por cerrar sus puertas, pues no aguantaban más las faltas de ortografía fortuitas: «El telégrafo era la única máquina en la que no me liaba con el auto corrector, y ahora no me queda ni eso», ha declarado Eugenio Ponts, telegrafista y padre de tres hijos.

Pero no todo iba a ser negativo y alguna profesión debía sacarle provecho a esta situación, y así ha sido. El Gobierno de Andalucía ha acelerado el ritmo de vacunación contra el coronavirus en la capital granadina y en los pueblos de la vega gracias a los efectos de los seísmos de estos meses.

«No podíamos desaprovechar una situación como esta con cada réplica del terremoto vacunamos a diez personas de golpe», declara la responsable de vacunación granadina.

Algunos de los vacunados presentan varios pinchazos, pero como ha podido saber este periódico es una buena noticia en cuanto a la inmunidad porque han recibido más dosis de la vacuna. Incluso se ha podido administrar la 2º dosis y dosis de recuerdo con el mismo pinchazo.

«Esperamos con ansia finalizar la vacuna de los mayores de 65 si volvemos a la magnitud 4 en la escala Richter», comenta uno de los enfermeros del ambulatorio de Santa Fe.

Así es como este 2021 la vida en la ciudad no volverá a ser de nuevo la misma para nadie (a no ser que quieras ponerte siete pinchazos de la vacuna a la vez, en ese caso sí)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad