Asterix el galo de fiesta en Madrid

Estamos en el 1 DC (Después de COVID). En España todo el mundo vive con fuertes restricciones…¿?

¿Todos? ¡No! Una ciudad española recibe cada fin de semana a miles de irreductibles galos con ganas de fiesta y de tomar poción mágica en las terrazas de la capital. 

Astérix, Obélix y Panorámix deciden acudir a la llamada de socorro de Isabelus Ayusus para  salvar la economía de sus vecinos hispánicos y ya de paso pillarse una caraja del tamaño de un menhir. 

Cuando el carruaje los dejó en el centro de Madridum, Astérix y Panorámix se quedaron mudos al ver todos los bares y restaurantes abiertos con los datos actuales de la pandemia. Obélix le puso palabras al silencio de sus amigos exclamando ¡Por Tutatis !¡Están locos estos madrileños!

Después de ir a todas las tabernas de la ciudad i de beber todo el Vini, vidi y vinci que encontraron se dirigieron hacia el domus de la gobernadora Ayusus, adorada por algunos como a una divinidad y criticada por otros por su poca preocupación por la salud de sus súbditos. Aunque esto último era mejor no decírselo directamente si no querías terminar devorado por los leones.  

Ayusus los espera sentada en su trono flanqueada por su leal súbdito Almeida el Ibero. Los tres galos se acercan a entregar los presentes que han traído, tres PCR negativas y una cosa apestosa a la que llaman Roquefort, pero Ayusus levanta la mano y se dirige al viejo druida Panorámix.

  • Quo Vadis, Galo?
  • Vade Retro

La gobernadora ha visto horrorizada la hoz atada en el cinto de Panorámix y lo toma por un peligroso comunista. El druida se apresura a explicar que sirve para cortar ingredientes, pero de nada sirven sus súplicas. Los tres son conducidos a los calabozos para su ejecución.

Son arrojados a las fieras que resultan ser un trío de toros bravos. Con arrojo y gallardía se enfrentan a los astados provistos solamente de una capa roja. El público los aclama al grito de ¡Oléum! Finalmente y por petición del populum son amnistiados y puestos en libertad. 

Astérix, Obélix y Panorámix se dirigen de vuelta a su Galia natal con el objetivo cumplido de salvar la hostelería hispánica. Sus hazañas se han extendido por Hispania, Galia y ya han llegado a su país vecino, Bélgica. Así que pronto esperamos volver con las aventuras de Tintín y la plaza del sol o Tintín Objetivo: El Prado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad